Toda esta historia comenzó con un tuit de una persona que se preguntaba qué está a 10 kilómetros de ese lápiz que aparecía, justo al lado del cervatillo, en esas famosas cajas de Alpino. Somos muchas las personas que nunca nos habíamos fijado en ello, pero una vez al ver el tuit, no hemos podido sacarnolos de la cabeza.

Y es que se trata de un tuit que nos ha dejado con esa pregunta

Ese tuit que fue publicado el día 10 de Junio, se ha compartido más de 9000 veces y tiene muchísimas respuestas- Unos cuantos ya ofrecían una que otra teoría haciendo referencia a que un lápiz podría pintar una línea de 10 kilómetros en línea recta.

Pero la respuesta no es correcta, de esta forma lo dice la empresa. Alpino comentó el tema en su página de facebook, y también prometieron desvelar ese gran misterio si la publicación del día lunes llegaba a los 5.000 me gusta. A los comentarios que apuntaban a lo que podía aguantar el grafito de los lápices, la compañía contestaba: “No creas todo lo que lees”.

Y el famoso post superó los 5.000 me gusta y Alpino contestó:

“¡A 10 kilómetros se encuentra el pueblo más cercano!”, que se trata de “un pueblo imaginario. Los creadores de Alpino [los hermanos Masat] nunca llegaron a especificar ni el pueblo ni la región de la que se trataba, lo que sí dijeron fue que les encantaba el paisaje de los Alpes y que se inspiraron en sus montañas para crear la mítica imagen de la caja de lápices”.

Ese cartel ha estado presente en todas las cajas de lápices de la marca, de esta forma lo ha comentado, pero también el ciervo y las montañas.

No se sabe si un lápiz pueda pintar 10 kilometros de distancia ya que nadie lo ha probado hasta el momentto.

Te puede interesar