Deebemos reconocer que cualquiera de nosotros alguna vez ha caído en el pecado del postureo. Alguna vez nos hemos seguramente dejado seducir por una sonrisa cómplice o un aplauso de todos nuestros seguidores de las redes.

O en caso de no ser así, por lo menos hemos tenído la intención de tener nuestros minutos de gloria. Los tiempos han cambiado: si pensamos en el pasado, debíamos ser verdaderamente triunfadores para de esta forma obtener la aclamación popular. Pero si pensamos en el presente, solamente necesitamos un perfil en alguna de las redes sociales, varios sefies, y a la vez bastante tiempo libre y de esta forma aparentar que disfrutamoss de la vida como ganadores.

La siguiente persona que os mostraremos, ha sobrepasado los límites tratando de demostrar que ha triunfado en la vida: Os hablamos de un vídeo, que se ha viralizado desde hace poco, en el que lo podemos ver abriendo una carísima botella de champán que acababa de comprar en un local nocturno de Ibiza.

Os hablamos de una botella de 34.400 euros de botella… increíble, nos referimos a gastar diha suma en una botella.

El momento fue captado por el local, y han sido los responasables de subirlo a su perfil: justo cuando va a quitar el corcho, la botella se resbala y se rompe en el suelo.

El hombre desvastado no le queda otro remedio que llevarse las manos a la cara y los demás no lo podían creer.

Atención al momentazo:

Qué desperdicio de dinero.

Te puede interesar