Los trapos de la cocina, pero también las servilletas de tela, suelen dar muchos dolores de cabeza cuando nos toca hacer la colada, y es porque casi siempre terminan manchadas de muchas cosas y a veces queremos darles su viejo esplendor.

Podemos lavarlas, pero incluso después de sacarlas de la lavadora son muchas las veces que no desaparecen las manchas. Pero hoy os traemos una buena noticia, ya que esto no ocurrirá más con un truco perfecto que os contaremos el día de hoy.

Antiguamente lo que se solía hacer en estos casos era hervir los trapos en agua caliente, algo que podremos variar porque ahora contamos microondas. Veamos qué es lo que tenéis que hacer:

Deberás mojar y también enjabonar el trapo. Posteriormente debes frotar enérgicamente con el jabón y de esta forma ablandar las manchas.

Seguidamente debes colocar los trapos en el interior de una bolsa de plástico pero no debes cerrarla, como la que te enseñamos a continuación, y después introducirla en el microondas. La potencia que debes seleccionar es media y poner el temporizador a 1 minuto y 30 segundos.

Seguidamente debes retirar el paño con una pinzas (cuidado y no te vayas a quemar, pues estará seguramente muy caliente)

Después debes enjuagar el paño en agua limpia y listo. ¡Absolutamente todas las manchas habrán desaparecido!

No olvides en probar este práctico y sencillo método y verás que lo harás una y otra vez.

Te puede interesar