Os hablamos de una triste realidad, todos los días, millones de personas viven lamentablemente en las calles de todo el planeta. Muchos de ellos no solamente sin hogar, recursos, sin motivaciones, sin fuerza.
Es una trágica situación y una gran realidad ante la que todos los seres humanos deberíamos estar preparados y poder actuar.

No debemos olvidar en ningún momento que cada pequeño gesto, indiferentemente la acción, por muy simple que parezca, podemos cambiar la vida de una persona. Esta chica de nombre Casey Fisher tuvo un bonito gesto una mañana en un Dunkin Donuts y, sin saber lo que iba a lograr, salvó una vida.

Al momento de entrar en la cafetería, se dio cuenta de un hombre que pedía en la calle y realmente no le prestó mucha atención, sino hasta el momento en que él se colocó al lado de ella en la fila.

fila

Casey Fischer

Y a continuación os contamos lo que esta chica escribió un poco más tarde en su perfil de Facebook:

“Hoy fui a Dunkin Donuts y vi a un hombre sin hogar cantando en la calle, pidiendo dinero. Después le vi entrar en Dunkin, y mientras contaba sus monedas para comprar algo me sentí incómoda y empecé a hablar con él (aunque él no quería hablar).
Como él tenía solo 1 dólar en monedas, le compré un café y un donut, y le pregunté si quería sentarse conmigo. Él me hablo sobre cómo la gente solía ser mala con él porque era un sin techo, sobre cómo las drogas lo habían convertido en alguien que odiaba; me dijo que perdió a su madre por culpa del cáncer, que nunca conoció a su padre y que solo quería ser alguien de quien su madre se sintiese orgulloso.
Este adorable hombre se llama Chris, y Chris es una de las personas más honestas y sinceras que he conocido jamás. Me di cuenta de que debía volver a clase y Chris me pidió que esperase porque quería escribirme algo. Entregándome un ticket arrugado, me pidió disculpas por su letra temblorosa y, sonriendo, se marchó”.

Ese pequeño gesto de esta chica resulto ser suficiente para darle a ese hombre “Chris” la esperanza de vivir que tanto necesitaba. Al abrir la nota, se encontró con esto:

duro

“Hoy quería suicidarme y gracias a ti no voy a hacerlo. Gracias, eres una bella persona”.

Muchas veces, no hace falta hacer mucho para lograr algo importante, indiferentemente la razón, situación que sea, un gesto es un gran acto.

Fuente: Hearteternal

Te puede interesar