Unas muñecas de silicona están causando mucha pólemica en Barcelona pero también en España, ya que el pasado viernes abrió en la Ciudad de Barcelona el primer prostíbulo de muñecas hinchables de España, un negocio que ya es bastante conocido por ejemplo en Japón. Estas son especies de maniquíes hiperrealistas construidos con los más avanzado polímeros y cauchos. Pero las mismas están equipadas a su vez con curvas pronunciadas, todo depende del gusto del consumidor y las mismas cuentan con tres orificios. El precio de estas por lo general puede superar los 6000 euros.

Este prostíbulo ha sido bautizado como Lumidol. Lo cierto es que aún no se puede saber que tal les va ya que dicho local tienen muy pocos días de abierto y es difícil especular de la cantidad de los clientes que acuden al mismo.

Dicho local ofrece momentaneamente los supuestos servicios sin límites de cuatro de esas muñecas. Las tarifas están marcadas por periodos de tiempo. La hora con una muñeca cuesta 120 euros (hay una oferta de lanzamiento a 80 euros), la hora y media cuesta 150 euros (100 euros durante la oferta promocional), y dos horas 170 euros (120 en oferta).

Pero surge una gran pregunta y es referente al higiene: Este local asegura que antes y después de cada cliente, las mismas son desinfectadas “con jabones especiales antibacterias”. Aun así, recomiendan el uso de preservativos que la propia empresa proporciona. Los clientes pueden pedir cita por adelantado y puede indicar cómo quiere que vaya vestida la muñeca.

Te puede interesar