Este hombre subió corriendo tres pisos de un edificio y tiró la puerta de una patada. Os hablamos de Eduardo López Jiménez, de 45 años, hoy en día lo tratan como todo un héroe en Cieza (Murcia). Las personas comentan: Gracias a él estamos ahora muy tranquilos, principalmente se lo dicen las señoras cuando va por la calle. Este hombre se tiró una hazaña al estilo de una película de Kung fu… Al momento de ver una agresión machista desde la calle, no lo pensó dos veces y subió corriendo tres pisos por la escalera, posteriormente derribó la puerta de esa vivienda y logro reducir al atacante.

Este hombre se ha sentido muy orgulloso, ya que salvo no solamente una vida sino tres; la de la madre, la del bebé que tenía en brazos y la del que está esperando”, según nos ha contado este experto en Karate y a la vez instructor de la policía. Él dice, que si no hubiese subido tan rápidamentepuede que esa escena se hubiera convertido en una desgracia bastante grande”, dice sin falsa modestia.

Todo sucedió a las 20 y 55 de la noche, cuando este hombre tomaba un poco de aire en el cambio de turno del Centro de Artes Marciales Kiai, donde trabaja. En ese momento se percato de mucho jaleo de personas que miraban hacia arriba, concretamente a un tercer piso.

Los gritos que se oían eran espantosos, y logro ver que un hombre tenía enganchada a una mujer por la pechera. Ella tenía medio cuerpo fuera y sostenía a un bebé en los brazos. Este hombre empezó a pegarle y después de ver que le dio tres golpes no se lo pensó dos veces, corrió escaleras arriba y derribo la puerta de una patada.

Al entrar pudo ver a tres mujeres, la esposa del maltratador, la hermana que se encontraba en el suelo ensangrentada en la boca y otra que miraba en un gran estado de shock.

Cuando derribo la puerta y escucho el estruendo, el hombre entró y le pregunto a López que qué pasaba. “No, qué pasa con usted, que está pegando a unas mujeres”, le respondió él. El maltratador “contestó que eran todas unas putas, enganchó a su mujer, la tiró al suelo, le pisó el torso y se fue a a por mí. En ese momento fue cuando yo me fui a por él y le reduje”, dice este instructor de artes marciales. En ese momento llegó la policía municipal, esposaron al marido y se lo llevaron detenido.

Es una lastima que ninguna de las mujeres haya denunciado la agresión. López (el héroe) vive en esa misma calle y puso una denuncia, en este momento el maltratador se encuentra en prisión incondicional y sin posibilidad de fianza, al contrario, a la espera de juicio.

Son muchos los reconocimientos que ha recibido de vecinos, pero por parte de las víctimas ningún agradecimiento.

Él cuenta, que como persona que se dedica a las artes marciales, prefiere la vía diplomática y evitar la violencia,
pero nos recuerda que en el centro para el cuál trabaja, se ofrecen dos cursos completamente gratis anualmente para la defensa de las mujeres. Él ha visto en ese curso a muchas mujeres maltratadas pero ningún caso sale a la luz por diferentes motivos.

Te puede interesar