Son imágenes que nos hacen pensar y se trata de un hombre que quería darle una patada a un perro, pero resbala y al final acaba perseguido por nada más y nada menos que una jauría y las imágenes del mismo se hacen virales.
El hombre corre hacia el perro por la playa y tenía la intención de darle una patada, pero justamente en el último instante resbala.

Pero no todo termina así, por si fuera poco, en ese momento aparece una jauría para defender a su compañero y dos segundos después persiguen a ese hombre y lo hacen caer nuevamente al agua. Este vídeo ha sido compartido por muchas páginas y también en las redes sociales, se le ha catalogado inmediatamente por los internautas como un perfecto ejemplo de lo que es el karma instantáneo.

Se trata de una fuerza o energía intangible que devuelve a las personas lo que se merecen en la vida siguiendo el patrón de su comportamiento según se refieren algunas religiones orientales.

Indiferentemente de las creencias, el mismo se ha popularizado y pretende demostrar que a los que intentan hacer una mala acción y que la jugada le salga mal y se vuelva en contra de la persona.

Este vídeo podríamos definirlo como el primer caso de doble karma instantáneo:

Así que ya lo sabéis, es mejor hacer el bien.

Te puede interesar