Los Mossos d’Esquadra alertan una vez más a través de sus redes sociales. Se trata de la difusión de una nueva estafa que se le conoce cómo la estafa del retrovisor. Por lo general sus víctimas suelen ser personas mayores, y los protagonistas de la misma suelen ser extranjeros. Estos provocan un choque y el mismo afecta el retrovisor.

Una vez que lo lo hacen, culpan a su víctima y, piden comenzar rápidamente y con mucha urgencia el parte del accidente y como pretexto dicen que deben marcharse al extranjero o con urgencia a su país.

Justo en ese momento, los estafadores instan a la víctima a llamar con su compañía de seguros con un teléfono que ellos mismos le facilitan para que, supuestamente, se informen de los trámites que deben seguir. Pero detrás del teléfono al otro lado es un compinche de los estafadores y que a la vez se hace pasar por un trabajador de la compañía aseguradora.

Este supuesto operador le dice entonces a la víctima que los trámites por accidente entre vehículos de distintos países son lentos y costosos, y por esta razón les dicen que paguen o abonen el dinero en efectivo y que, luego, podrán recuperar el dinero a través de su casa aseguradora.

Dicho importe suele estar entre los 1.200 y 1.500 euros que intentan estafar.

Por esta razón, las autoridades dicen que, por ninguna razón, se debe realizar pagos a personas que no conocemos y por ninguna razón salirse de los trámites habituales a través de la compañía de seguros.

Te puede interesar