Con muchos gimnasios resulta pasar como con empresas de telefonía hace años: Al momento de querer darnos de alta, todo resulta muy fácil y son muchas las ofertas que nos dan.

Especialmente cuando resultamos ser vulnerables en algunos momentos: Os hablamos del comienzo del año, cuando muchos de nosotros queremos cumplir un gran propósito o probablemente también antes del verano, cuando queremos recuperar esa figura y muchos o muchas comienzan con la operación bikini.

Pero cuando se trata de asistir al gimnasio, para muchos resulta complicado, y lamentablemente pasa que continuamos con una membresía que no aprovechamos como deberíamos. Justamente, nos damos cuenta del lado oscuro: Darnos de baja, puede resultar aún más complicado que asistir al gimnasio.

Eso es lo que le pasó a Leonardo Arriaga, un hombre de 32 años y locutor, que quiso cancelar la membresía en el gimnasio Smart Fit, pero se encontró con un requisito que le pareció injusto.

“Iba a cumplir el año y como ya casi no iba, decidí ir a cancelar mi suscripción. Cuando llego ahí me dicen que necesito entregarles una carta impresa con los motivos por los cuáles ya no quiero estar con ellos“, ha contado a Verne. “No me dijeron de ninguna penalización pero se me hizo una tontería porque nadie debería condicionar la cancelación de algo a una carta“, asegura.

Y por esta razón el locutor cumplió esa gran petición que da dolores de cabeza, pero lo hizo de una forma que deja boquiabiertos a más de uno. Él mismo lo ha compartido a través de sus redes sociales y la misma se ha convertido en un gran fenómeno viral que ha servido de ejemplo a miles de usuarios y de esta forma poder dar la baja y decirle adiós a los gimnasios.

Seguramente que recibirá la baja de una vez y que muchos otros la copiarán ya que no deja de ser espectacular.

Te puede interesar