Cocinar no se le da a todas las personas, pero hay recetas que lo hacen posible. Por esto con platos como esta tarta ninguna persona puede tener excusas, ya que no tiene dificultad alguna. Lo realmente fascinante es que lo único que es importante es mezclar y batir, posteriormente al horno y después a comer. Pero no solamente el aspecto de esta tarta es perfecto, el sabor también lo es y se puede combinar con todo lo que quieras, y para terminar la puedes comer a la hora que quieras, como desayuno, merienda o tal vez un aperitivo antes de la comida.

Para poder hacerla, solamente necesitamos:

– 3 yemas de huevo,
– 3 claras de huevo
– 90 gramos de azúcar
– agua
– 90 gramos de mantequilla derretida
– 90 gramos de harina
– extracto de vainilla
– una pizca de sal y 375 mililitros de leche.

En primer lugar separamos las yemas de las claras

separar

Posteriormente a las yemas le añadimos agua y los 90 gramos de azúcar y agua

batir

Debemos batir constantemente hasta que consigamos alcanzar una masa clara y que sea casí liquida, seguidamente añadimos también la mantequilla derretida

harina

Agregamos la harina y debemos seguir batiendo

seguir

Entonces debemos añadir el extracto de vainilla y la pizca de sal

vainilla

Después de ello echamos la leche también y seguimos removiendo sin parar

leche

Paralelamente llevamos a punto de nieve las claras de los 3 huevos

clara

Y la echamos a la mezcla que ya tenemos con las yemas, la leche, la harina, la mantequilla, el extracto de vainilla y la sal

todo

Después la llevamos al horno a 150º casi una hora, o unos 50 minutos

50min

Y la misma está lista para comer, podéis espolvorear un poco de azúcar glas en la parte de arriba o untarle chocolate

tartas

Buena es poco, a todos les gusta y será imposible que a ti no te guste.

magic

Un tutorial corto por si lo necesitáis

No la olvides compartir con todas esas personas que te deberían hacer una y compartirla contigo una tarde.

Fuente: EMO JOIE CUSINE

Te puede interesar