Una mujer de 50 años ha sido localizada por la Guardia Civil y se investiga a la misma por las quemaduras que sufrieron dos jóvenes.

La mujer se le investiga por supuestas lesiones por imprudencia al derramar desatascador industrial en un asiento de un autobús de la línea Algete-Madrid, y dicho liquído provocó quemaduras a dos jóvenes que se sentaron en el mismo.

Esta mujer se encuentra en libertad, pero en calidad de investigada, debido a las supuestas lesiones debido aparentemente imprudencia y a disposición de lo que determine en su momento el Juzgado que se encargue del asunto.

Debemos mencionar que las investigaciones empezaron a raíz de un par de denuncias los días 11 y 12 por un menor de 17 años y una joven de 18. Estos jóvenes sufrieron quemaduras y posteriormente tuvieron que ser intervenidos en un centro hospitalario después de sentarse en un asiento.

Las cámaras de seguridad fueron examinadas por los agentes y notaron como una mujer mujer manipular una bolsa en el asiento, ha informado a Efe la Guardia Civil.

Cuando esta mujer fue localizada, por lo visto una pasajera frecuente de esta linea, reconoció a los agentes que llevaba desatascador industrial en una botella de plástico que al parecer resultó corroída por el ácido de tal forma que el líquido se derramó en el asiento, pero también comentó que lo hizo de forma involuntaria y que en ningún momento se enteró de lo causado, pero que se encuentra muy deprimida por lo que ha pasado.

Fuente original: Huffpost

Te puede interesar