Todos sabemos que cambiar la funda del nórdico es una tarea que resulta muchas veces complicada y que muchos de nosotros tratamos de evitar. Resulta siempre una cosa pesada y difícil de manejar. Cuando intentamos meter algo de ese tamaño y peso por la ranura de la funda y ajustarlo perfectamente a las cuatro esquinas contando solamente con dos manos resulta una tarea muy difícil.

Pero el día de hoy os traemos una muy buena noticia: Ya puedes olvidarte de la idea de que cambiar el nórdico es una tarea horrible y costosa.

Por esta razón después de ver lo sencillo que lo puedes hacer no deberás sentirte mal al pensar lo mucho que has sufrido en vano.

A continuación te dejamos los pasos que debes segui con sus respectivas imágenes y de esta forma lo podrás ver más claro.

Lo primero que debes hacer es poner la nueva funda de tu nórdico del revés y extenderla sobre tu cama.

Posteriormente deberás colocar el nórdico encima de la funda, extendido también sobre la cama.

Deberás comenzar enrollandolo desde la parte de la funda, la misma se encuentra cerrada.

Una vez que tengas el nórdico completamente enrollado, podréis sujetarlo por una esquina y seguidamente girar la parte final para hacer que la cara visible, la decorada, quede encima.

Si tu funda tiene botones, será el momento de abrocharlos.

La forma que debe quedar es la siguiente:

Una vez que lo logres, comienza a desenrollar el nórdico.

Estíralo bien en la cama…

Y de esta forma lo tendrás listo y no habrás hecho nada de esfuerzo.

¿Seguramente te ha parecido increíble?

A continuación os dejamos un vídeo para que puedas ver el proceso completo y de esta forma entenderlo mucho mejor.

La próxima vez que te toque cambiar las sábanas, no debes olvidar este truco y ya no tendrás excusa alguna

¡No olvides compartirlo para facilitarle la vida a tusfamiliares pero también a tus amigos!

Fuente: YouTube

Te puede interesar