Una de las mejores sensaciones que hay, es cuando nos ponemos ropa recién lavada, fresca recién salida de la secadora y a la vez perfumada. Pero todos lo conocemos: Si hemos metido mucha ropa en la secadora y después de un par de horas no está lista, seguramente alguno de los de nuestra casa empiece a gritar que no tiene nada qué ponerse. Justamente en ese momento, somos muchas las personas que desearíamos de que existiera alguna forma y poder acortar el largo tiempo de secado.

Quizás crees que no existe pero, sí existe.

secado

Hay un truco muy sencillo, y con el mismo el ciclo de secado de tu máquina se reducirá a la mitad del tiempo normal. Para ello, lo único que necesitas es una toalla limpia.

La deberás poner en la secadora junto a esa ropa que acabas de lavar y como por arte de magia: La ropa estará fresca y seca en muy corto tiempo.

toalla

Y se trata de un truco muy simple pero lógico: La toalla seca y limpia absorbe el exceso de líquido de esa ropa que está mojada. Si no colocamos una toalla tardará mucho más tiempo.

Pero la toalla también saldrá seca y fresca.

toallas

Aquí os dejamos un vídeo con los pasos, por si lo necesitas, debemos decir que está en inglés:

¡La próxima vez ya sabrás que hacer y en caso de que necesites ropa interior urgentemente, el truco será perfecto!

Créditos:

Tip Hero, Rumble

Te puede interesar