a cuantos de nosotros no nos ha pasado algo similar alguna vez en la vida. ¿Has cerrado el coche con las llaves puestas y no tienes otro juego de llaves? No tienes porque preocuparte, y os seguramos que no tenéis que romper la ventanilla y tampoco tener que visitar a un taller.

Lo puedes abrir con un sencillo truco y de esta forma os podréis olvidar de la piedra y mejor poner atención en lo que os mostraremos.

Hay una forma sencilla de abrir el vehículo sin romper ningún cristal, tampoco arañaras en ningún momento la carrocería o como muchos lo hacen, forzar la cerradura. Para ello solamente debes utilizar un cordel de nailon.

Corta una sección de un metro y realiza un nudo corredizo. Introduce el cordel por el pico de la puerta y baja los extremos con suavidad. Una vez colocado, caza el seguro, anúdalo y tira hacia arriba. ¡Y listo! ¿A qué es fácil?

Este método os lo podemos adelantar que no sirve para robar algún vehículo, ya que os recordamos que el coche seguiría sin poder arrancar. Un ladrón al momento de querer desvalijar un auto deja estos truquitos que toman tiempo y prefiere métodos más contundentes. Pero lamentablemente no es un truco universal, ya que muchos fabricantes han comenzado a colocar los seguros eléctricos o en la manilla. En caso de ser este tu caso, o te queda otra alternativa que romper la ventanilla.

Seguramente te podrá salvar en alguna oportunidad

Te puede interesar