Unas personas llamaron de madrugada a los respectivos agentes el ver lo siguiente después de haberse cerrado las puertas del establecimiento y ver los dichosos roedores sobre alimentos.

Después de recibir una llamada la Policía Municipal de Madrid ha clausurado esta mañana una panadería de la franquicia Granier, situada en el número 379 de Alcalá, y de descubrir a ratas en un expositor. Sin embrago, la empresa ha difundido un comunicado y en el mismo se afirma que siguen y han seguido el protocolo de seguridad alimentaria y que la última inspección trimestral la pasó el 26 de octubre.

Las personas que realizaron la llamada se encontraban fuera del local y pudieron ver roedores en uno de sus expositores. Estos llamaron a la Policía Municipal a la 1 y 30 de la madrugada y fue enviada una patrulla para comprobar la veracidad de dicha denuncia.

La denuncia fue confirmada y se pusieron inmediatamente en contacto con los responsables del negocio y estos se acercaron de madrugada. Los agentes posteriormente le decretaron el cierre de dicho establecimiento de forma cautelar hasta que el Ayuntamiento realice una inspección sanitaria detallada.

youtube

Después de hacerse público el vídeo a través de las redes sociales, la cadena Granier ha difundido un comunicado y Asegura que “se ha puesto a disposición de las autoridades competentes y ha abierto un proceso de investigación interno” para detectar el origen de los roedores, informa Europa Press.

También se ha revelado un Informe de fumigaciones Ibéricas efectuado el pasado 26 de Octubre y en el mismo se señalan que las “condiciones estructurales” del local deberían ser mejoradas para evitar la entrada de roedores.

Concretamente se veían en la necesidad de arreglar la puerta de entrada ya que la misma quedaba entreabierta, ya que se encontraba rota y además tapar un par de agujeros en falsos techos. Esperamos que no se repitan historias como estas.

fuente: elpais

Te puede interesar