Muy pocos conocían el plan ultrasecreto de Mariano junto a su gobierno y de esta forma minar la confianza del President de la Generalitat, Puigdemont, y poder desbaratar los planes de los mismos del independentismo.

Resulta tan cruel, que incluso ministros cercanos a su círculo, aseguran que después de pulsar ese botón, la vuelta atrás era imposible. De hecho, la majestad Don Felipe, ha dicho y les suplico que solamente se usara esta arma en caso tal de no tener otro remedio, y que lo dejaran como último recurso. Muchos han sido los que lo comparan como una de esas bomba de hidrógeno que preparan los norcoreanos.

Y todo ello se debe a una sencilla razón: Nada más y nada menos que por la actuación de la agente infiltrada del Gobierno español, Leticia Sabater, del 5 al 8 de octubre en el Salón Erótico de Barcelona. y en caso de darle un par de días más, seguramente Puigdemont hubiera terminado pidiendo una plaza de funcionario en Madrid.

De esta forma lo ha pedido a suplicas el tuitero @MiguelFTF a través de laa red social Twitter: “Podéis mandar al ejercito, podéis aplicar el 155, pero esto ya es pasarse cabrones!”.

Y aquí muchas reacciones de los usuarios:

Por lo visto, mediadores y observadores de derechos humanos no están presentes cuando se les necesita.

Te puede interesar