9 C
Madrid
sábado, marzo 6, 2021

En 1977 una enfermera cuidó a esta bebé quemada y 38 años después sucedió esto

- Advertisement -

Os hablamos de 38 años atrás cuando Amanda Scarpinati era tan solo un bebé, su infancia fue una tortura.
Todo comienza con tan solo 3 meses de edad, en 1977 empiezan unos dolores terribles en su cabeza, está enferma y sus padres la colocan en el sofá y ponen un humidificador junto a ella, con agua hirviendo.
En un descuido de los padres, la pequeña cae del sofá encima del agua hirviendo.
Inmediatamente acuden al hospital de Albany con terribles quemaduras en prácticamente todo su cuerpo.

Allí la pequeña conoce a una persona que permanecerá para siempre en su corazón. La enfermera Susan Berger no solo se dedica a hacer su trabajo: cuida a la niña con amor y la colma de cuidados.

La mece en sus brazos cuando llora y le hace caricias para que olvide el dolor.

En el hospital y tras la operación de Amanda, Carl Howard empieza a tomar fotografías tras la operación, con su cabecita totalmente envuelta en vendas, su enfermera la calma entre abrazos y mimos para hacer más llevadero su dolor, colmándola de todo el amor que podía darle. Estas fotografías se han convertido en un tesoro para Amanda.
Pero la cosa no termina aquí, tras la operación, el sufrimiento no ha acabado para la niña: Amanda es víctima de burla tanto en la escuela como su vida diaria. La niña llega a casa todos los días llorando. Pero, cuando mira todas esas fotos, siente consuelo al contemplar a la anónima enfermera.

Leer  Los bañistas de una playa de a Coruña tuvieron que salir corriendo al ver una bola negra que se acercaba rápidamente hacia ellos

“Miraba las fotos y hablaba con ella, aunque no tenía ni idea de quién era. Era un gran consuelo poder ver a alguien que me había cuidado tanto”, relata Amanda.
A los 18 las cicatrices prácticamente han desaparecido, tras haberse sometido a diversas operaciones. Sin embargo, Amanda sigue deseando saber quién es la mujer de la foto. Por ello, empieza a buscarla pero no lo logra. Pero. 20 años después, se le ocurre una genial idea: usar las redes sociales.

Leer  El vertebrado más pequeño

Amanda publica un conmovedor mensaje en Facebook, y en 12 horas lo ven 5000 personas.
“Estas son fotos de cuando era un bebé y estaba hospitalizada en el Hospital de Albany, donde recibía tratamiento para las quemaduras de tercer grado que había sufrido. Casi hace 20 años intenté averiguar quién era la enfermera que me sostiene en brazos, pero no tuve suerte. Quizás ahora con el poder de las redes sociales, alguien la reconozca. Estas fotos son de 1977. Me encantaría saber su nombre, y quizás conocerla o hablar con ella. Por favor, compártela porque nunca se sabe a quién puede llegar”.
Y entonces sucede: una ex compañera reconoce a Susan y las 2 mujeres se encuentran 38 años después en el mismo hospital. Amanda comienza a llorar de inmediato y abraza a su salvadora. No puede parar de decirle: “¡Eres de verdad!” Hasta entonces solo podía contemplarla en fotografía.

Una ex compañera de Susan la reconoce de inmediato, se pone rápidamente en contacto con ella y por fin, después de 38 años y en el mismo hospital, el encuentro se hace realidad.
Las dos empiezan a llorar nada más verses y se funden en un emotivo abrazo. : “¡Eres de verdad!” Hasta entonces solo podía contemplarte en fotografía”
“Eras tan valiente. Recuerdo sostenerla en mis brazos durante mucho tiempo”, cuenta Susan . “Recuerdo lo tranquila y confiada que era. Y eso era algo muy especial para un bebé tras ser operado”.
Cuando le preguntaron a Amanda si el encuentro significaba el principio de una larga amistad, contestó: Para mí siempre ha sido algo más que una amiga, aunque ella no lo supiera.

Latest news

- Advertisement -

Related news

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here